Login usuarios

Carrito de compra  Cart

No tienes entradas reservadas.

En 1931 Lorca dejó registro de su única obra sonora. 90 años después, Ivo Blanek rinde un homenaje a la única discografía del poeta. En 1929 Lorca pone rumbo a Nueva York en un viaje que supondrá un giro de ciento ochenta grados a su vida personal y profesional. Muy ligado siempre a la música, Lorca pasa largas noches en el club de jazz Smalls Paradise. Allí conoce de primera mano el jazz, el swing y el charlestón, ritmos desconocidos en España y que suponen una revolución para el Federico pianista. Ya en Cuba, en la segunda etapa de su viaje, queda fascinado por la energía musical y participa activamente con el resto de músicos donde, además de escuchar con deleite, no duda en aprender de los músicos cubanos. De vuelta de su viaje, y habiendo recuperado el amor por la España de provincias, Lorca se dedica a recopilar canciones populares para, en 1931 y con la ayuda de Encarnación López, la Argentinita, registrar cinco discos gramófonos. Gracias a estas grabaciones esas canciones han llegado a nuestros días. Pero, ¿cómo sonarían estas canciones si Lorca las hubiera grabado durante su viaje a Nueva York en 1929? En una perfecta simbiosis, Ivo Blanek readapta, con músicos de primer nivel, esas melodías al jazz, swing y chárleston y las convierte en la banda sonora original de los acontecimientos más importantes que Lorca vivió durante su "pesadilla americana".
Selecciona categoría:      
Selecciona descuento:


AL REALIZAR SU RESERVA, NO DEJE ESPACIOS DE UN SOLO ASIENTO ENTRE BUTACA Y BUTACA. GRACIAS*

*Las reservas realizadas que incumplan esta norma, podrán ser realojadas si fuese necesario.



Condiciones



Copyright © planeasevilla S.L. 2018. Todos los derechos reservados.